Historia

Bodegas Pedro Moreno 1940 inicia su andadura a principios del siglo XX con la actividad vitícola de Pedro “El Moreno” (nacido en el año 1.895) que más tarde completó con la construcción, en el año 1.940, de la bodega para la elaboración de sus propios vinos en la aldea de Jaraguas (Valencia).

En la década de los sesenta El Fundador, a quien vemos en una instantánea del año 1.974, donó a sus cinco hijos aquella actividad vitivinícola. Será en septiembre, inicio de la campaña de vendimia del año 1.998, cuando la tercera generación de esta familia recibió el reto de mantener viva la ilusión que “El Moreno “ imprimió a todo lo que hizo. En las Bodegas Pedro Moreno se aúnan la magia de la naturaleza con el trabajo esmerado en los viñedos.
Jaraguas, con una altura de 797 metros, reúne condiciones climáticas y de suelo óptimas para una buena maduración fenólica de las bayas llegado el mes de octubre. Especialmente las de BOBAL, de cepas centenarias que el Fundador injertó, a principios del siglo pasado, en las laderas calizas de los montes.

 

 

Esos viñedos son el eje de nuestro vino, al seguir cultivados en secano con laboreo tradicional y sin agroquímicos, que vendimiamos a mano en cajas de 12 Kgs. y posterior selección manual de la uva en bodega. La principal y más valorada de las variedades es EL BOBAL, que siendo la autóctona, ocupa la mayor parte de la superficie con una edad superior a los 75 años y formación en vaso. En el año 1.980, la segunda generación inició las plantaciones de TEMPRANILLO con formación en espaldera. Por último, la tercera generación plantó en 1.999 una variedad foránea con cualidades contrastadas, CABERNET SAUVIGNON, ocupando una superficie cercana al 10% de la propiedad actual y formación en espaldera.